Discipulado

Discipulado

Dios quiere que sus hijos crezcan. El crecer es natural y espontáneo; no es lógico quedarnos bebés por siempre. De la misma manera, en la vida espiritual, no puedes ser bebé toda tu vida- tienes que tener crecimiento saludable en tu vida cristiana.

1.     Comprende el VALOR de discipular.

El crecimiento espiritual  no es automático, necesita intención, tiempo y esfuerzo. No hay ninguna tableta instantánea que pudiéramos tomar hoy y mañana para ser espiritualmente maduros. La Biblia lo explica como un proceso continuo.

  • La madurez es producto del discipulado.

 Efesios 4:14 “para que ya no seamos  niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error”. El objetivo principal del discipulado es producir madurez espiritual en la vida del creyente.

 

  • La madurez espiritual es ser como Cristo. 

 Efesios 4:13 “hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo”. La madurez no la da el tiempo, el privilegio, la clase social o económica sino el estudio sistemático de la Palabra de Dios.

  • La madurez espiritual ha sido desde el principio la meta de Dios.

Génesis 1.26“Hagamos al hombre a nuestra imagen.”  Y aunque el hombre pecó y  perdió el propósito original de su Creador,  Jesucristo vino a la tierra para morir en la cruz y pagar por nuestros pecados para restaurarnos a fin de que la meta original pudiera cumplirse.

  • La madurez es un ejercicio continuo.

2ª Pedro 3:18“Continúa creciendo en la gracia y conocimiento de nuestro salvador, Jesucristo.”. Un programa sistemático que ayude a nuestra gente en su madurez espiritual se hace necesario  y se convierte en una herramienta indispensable.

 

2.     El PROCESO del discipulado. 

En Nueva Vida, hemos diseñado un proceso de discipulado de cinco niveles para lograr un crecimiento saludable y así formar el carácter de Cristo en cada creyente.

 

  • El nivel 1 desarrolla fe.

Objetivo: Desarrollar fe en Jesucristo y hábitos cristianos

  • El nivel 2 desarrolla madurez.

Objetivo: Desarrollar madurez en los creyentes a través de enseñar  valores cristianos.

  • El nivel 3 da fundamento doctrinal.

Objetivo: Enseñar los fundamentos bíblicos a cada creyente acerca de doctrina bíblica de las Asambleas de Dios, organización a la cual Nueva Vida es parte.

  • El nivel 4 desarrolla ministerio.

Objetivo: Orientar a los hermanos para descubrir su perfil y así poder servir efectivamente en un ministerio dentro de la iglesia.

  • El nivel 5 desarrolla liderazgo.

Objetivo: Capacitar para aumentar el potencial de liderazgo y enseñar la estrategia de los Grupos de Vida.